Inicio

 
La Inspiración

Cuando no se tiene la tensión de la competición, la vanidad de la marca, el corsé de las denominaciones de origen, la ansiedad de la rentabilidad, la carrera por aumentar las producciones... Cuando es la realización personal la que sustituye a la ambición, el resultado es un producto inigualable y absolutamente exclusivo. Por eso todos nuestros cerdos están numerados. Y por eso nos hemos movido a través de climas, de geografías, de orientaciones, de relieves, de vegetación... sin dar nada por sentado y hasta encontrar un lugar único y a la altura de nuestras expectativas. Esta es nuestra visión, que con nuestro autor, Consuelo Gámez Amián, queremos compartir con ustedes.

 
La Raza

Nuestros ejemplares son genuinos representantes de la raza porcina que ha consagrado al jamón como el manjar más exquisito del mundo: Cerdos de Pura Raza Ibérica, hijos de padres y madres 100% ibéricos puros, inscritos y certificados como tales por ENAC.

Una raza única en el mundo; estilizada, oscura, ágil, trotona... de carnes veteadas, aromáticas y con una textura y sabor absolutamente inigualables.

Nuestra raza, la de siempre.

 
Premontanera de castaña y montanera de cuatro bellotas

La montanera es la época de la bellota, que en nuestra finca es de octubre a enero, durante la cual el cerdo ibérico de bellota sólo debe alimentarse de ella. En la Dehesa de los Monteros se alimentan de los cuatro tipos de bellota diferentes que producen naturalmente las encinas, los alcornoques, chaparros y quejigos de la finca.

Esta mezcla de bellotas diferentes aportan una fuerza y un sabor que hace de nuestro cerdo puro ibérico de bellota un manjar de dioses.

 
Un curado magistral

Para la curación de nuestros productos, son llevados al secadero natural, que goza de una ubicación y de unas condiciones naturales óptimas para el curado del Cerdo Ibérico. Allí, el Maestro Curador emplea, para el curado de jamones y paletas, Sal Marina Mediterránea y hace un seguimiento individualizado de todos los productos de cada uno de nuestros animales. Él es el que decide cuándo cada jamón está en su punto, cuándo se recoge cada paleta y el momento en el que los lomos, chorizos y salchichones están en su punto. Así, cada ibérico de la Dehesa de los Monteros alcanza el sabor óptimo por sí mismo, independientemente del resto de su añada.

 
La Garantía

Cada producto ibérico de La Dehesa de Los Monteros está numerado y clasificado individualmente en función del origen del cerdo, fecha de matanza, curación, etc. Y todo ello queda registrado en la etiqueta que en cada producto especifica todos los datos necesarios para el seguimiento desde su origen hasta su degustación. Todos ellos se certifican en 3 fases, las más exigentes para el ibérico más exclusivo.

Garantiza que la raza de los cerdos de La Dehesa de los Monteros sea 100 % ibérica, tanto de padre como de madre.

 

Garantiza la alimentación de los cerdos de La Dehesa de Los Monteros durante la montanera, a base de bellota.

 

En la última fase, los jamones, las paletas y los lomos de La Dehesa de Los Monteros son certificados por Entidades acreditadas por ENAC. Según Norma de Calidad del Ibérico RD 1469/2007 o RD 4/2014 según fecha de sacrificio.

Comprar

Te atendemos personalmente para así elegir tu pieza de edición limitada, garantizada y personalizada al tamaño, punto de curación y acabado según tu gusto y necesidad.

Trasladamos a tu casa cualquier producto que desees.

Visítanos

Adéntrate en el mundo del Ibérico de Autor, recorre nuestra dehesa.

Ven y conoce nuestra historia en el corazón de la Serranía de Ronda, un paraje único para la cría del cerdo ibérico.

Compartiremos contigo una cata exclusiva y el secreto del auténtico Ibérico de Autor.